Ser un falso autónomo y sus consecuencias

2781 0

Con la llegada de la crisis, las empresas tomaron como medida de ahorra las cotizaciones a la Seguridad Social. Si éstas eran abonadas por el trabajador, la empresa tendría más margen. De esta forma, muchas forzaron a sus trabajadores a convertirse en falso autónomo, pasándolos al Régimen de Autónomos, pero manteniendo la vinculación propia de un contrato adscrito al Régimen General. Esta situación se ha convertido en un fraude que todavía puede observarse en el mercado laboral, con ofertas de empleo que utilizan la figura del falso autónomo como relación laboral.

Sin embargo, ser un falso autónomo tiene consecuencias. Es una figura que no está contemplada en la legislación vigente, por lo que acarrea una serie de multas y sanciones para la empresa que los contrate, así como una reducción de derechos para los trabajadores.

En Previsión Mallorquina te contamos cómo identificar si estás en una situación de falso autónomo, las sanciones por falso autónomo y la diferencia entre falso autónomos y autónomo colaborador.

Ser un falso autónomo y sus consecuencias

¿Cuáles son las sanciones por falso autónomo?

La ley recoge una serie de sanciones para combatir esta situación. Todas ellas están pensadas para multar a la empresa. Sin embargo, ninguna recoge el resarcimiento de las condiciones laborales sufridas por el trabajador autónomo, como las cotizaciones pagadas por él mismo o la no vinculación a las condiciones laborales del Estatuto de los Trabajadores.

La Seguridad Social recoge varias situaciones que podrían suponer una sanción para el empresario, si la inspección de trabajo detecta que algunos de los trabajadores se encuentran como falsos autónomos:

  • Una multa que oscila entre los 3.126€ y los 10.000€
  • La reclamación de las cotizaciones de los últimos 4 años, incluyendo un recargo en ellas
  • Pago de las cotizaciones.

¿Cómo saber si soy un falso autónomo?

En realidad, no hay una definición para un falso autónomo, porque se trata de una relación laboral que implica un fraude de ley. De manera genérica podríamos decir que se trata de una persona que tiene una relación con la empresa como si fuese un trabajador por cuenta ajena, pero que sin embargo se encuentra encuadrado en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, y por lo general vinculado a través de un contrato mercantil.

Teniendo en cuenta esto, es fácil saber si te encuentras en una situación de falso autónomo. Para ello basta con hacerte una serie de preguntas, en función de tus respuestas podrás enmarcarte o no dentro de la definición de trabajador por cuenta ajena que indica el Estatuto de los Trabajadores.

Preguntas para saber si soy un falso autónomo

  • ¿Desempeñas voluntariamente tus funciones? ¿O por el contrario acatas las directrices empresariales estrictamente? Si es así, desde luego eres un falso autónomo
  • ¿Quién fija la retribución salarial? Si ésta viene determinada por la empresa y no por ti, te encontrarás en situación de falso autónomo.
  • ¿Existe una clara relación de dependencia con la empresa? Si existe, se entenderá que estás en una relación de trabajador por cuenta ajena
  • ¿Quién aporta los medios de producción? Si eres tú el que lo hace, te encontrarás en situación de falso autónomo.

¿Cómo saber si soy un falso autónomo?

Trabajadores Autónomos económicamente dependientes.

Podríamos decir que esta figura es la que más se parece a un falso autónomo, pero a diferencia de este último, se encuentra totalmente dentro de la legalidad.

Si estás en la situación de falso autónomo, seguro que te interesa esta modalidad. En primer lugar, porque podrás regularizar tu situación, con todo lo que eso conlleva, pero además podrás disfrutar de algunas ventajas de esta modalidad.

Requisitos para ser un Trabajador Autónomo económicamente dependiente:

Para ser reconocido como autónomo económicamente dependiente deberás de cumplir una serie de requisitos.

  • En primer lugar, deberás obtener el 75% o más de tus ingresos de un mismo cliente o pagador.
  • También tendrás que disfrutar de una libertad para organizar y determinar tus horas de trabajo, así como la independencia para ejecutar diferentes proyectos al margen de tu pagador principal.
  • Además, deberás cumplir una serie de parámetros para no ser considerado un trabajador del Régimen General:
    • No tener a cargo trabajadores por cuenta ajena ni subcontratar a terceras personas.
    • Recibir una contraprestación económica pactada previamente.
    • Disponer de la infraestructura material para desempeñar su trabajo.

Entre las ventajas que tiene este tipo de autónomo son el derecho a 18 días de vacaciones o la de organizar su propia actividad, entre otras.

Falso autónomo y sus consecuencias

Desventajas de ser un Falso autónomo

  • No se hace efectivo las condiciones del Estatuto de  los Trabajadores ni la establecidas en el Covencion Colectivo. Esto quiere decir, que no dispondrás de vacaciones pagadas, salario minimo, reducción de jornada o permisos retribuídos. 
  • Es obligatorio que te des de alta en el régimen de autónomos y que pagues la cuota correspondiente. 
  • Debes presentar la declaración de IVA
  • En caso de dejar finalizar la prestación de servicios, no podrá solicitar indemnizaciones o plazos de preaviso, salvo pacto expreso.

¿Adiós a los días de falsos autónomos?

Hace tiempo que los falsos autónomos están en la boca de todos. Una figura que ha explotado a raíz de la crisis y que se ha mantenido de actualidad hasta el día de hoy.

En este sentido, desde agosto del año 2018, con la aprobación de un real decreto-ley, el Gobierno ha puesto en marcha la maquinaria para aflorar, al menos, a 40.000 de estos trabajadores. Una medida que ha forzado a muchas empresas a reincorporar a estos falsos autónomos al Régimen General o a tener una relación más ajustada a la realidad a través de la figura del autónomo económicamente dependiente.

Calcula tu seguro para autónomos

 

Si necesitas más información sobre los autónomos económicamente dependientes, puedes consultarla aquí. Y recuerda si eres autónomo, o acabas de incorporarte a este régimen de cotización, es recomendable que estés cubierto frente a los imprevistos. Cada día que no puedes trabajar, es un día que no recibes ingresos. En Previsión Mallorquina te ayudamos con nuestros seguros de baja laboral y hospitalización que se adaptan a tus necesidades y que cubren un gran número de situaciones.