5 lugares que todo químico debería visitar al menos una vez en la vida

212 0
4.7 (93.33%) 3 votes

Hay lugares donde la ciencia ha escrito grandes páginas a lo largo de la historia. En esta ocasión hemos seleccionado algunos de estos sitios, pero con un telón de fondo: la química. Porque creemos que hay ciertos lugares que todo químico debería visitar al menos una vez en la vida.

Y es que sumergidos entre aparatos electrónicos y nuevos inventos que inundan nuestro día a día, da la sensación de que campos científicos como el de la química han dejado de ser tan importantes. Pero ni mucho menos. Los avances en bioquímica, en mecánica cuántica o nuevos materiales, por ejemplo, dejan a las claras que sigue siendo un campo de la ciencia muy relevante para el avance de la humanidad.

Que así siga siendo es fruto de todas las químicas y químicos, que trabajan cada día para impulsar esta ciencia. Investigando, creando valor en sus empresas o haciendo tareas imprescindibles para los procesos productivos. Nosotros sabemos bien lo que valen, porque muchos de ellos están confían en nosotros para su seguro de baja laboral o de hospitalización.

Lugares que, como químico no te puedes perder

Si eres químico, te encantará visitar estos lugares, pero si no lo eres también. Todos ellos comparten una relación única con el desarrollo de la historia pasada y futura de la química. Y si no lo eres, seguro que disfrutas visitando un pedacito de historia y de ciencia.

marie-curie

Museos Marie Curie

Marie Skłodowska-Curie fue una pionera en el campo de la radioactividad. Entre otras cosas descubrió dos elementos químicos, el polonio y el radio. Eso le valió ser la primera persona en ser galardonada con dos premios Nobel en diferentes disciplinas, Física y Química. Nacida en Varsovia, desarrolló toda su carrera investigadora en Francia.

Es por este origen polaco por el que hoy nos encontramos con dos museos dedicados a Marie Curie, uno en Varsovia y otro en París. El de la capital polaca está situado en el distrito “Ciudad Nueva”, en la casa en la que Marie nació, un edificio del S. XVIII. En él se puede visitar una exposición biográfica sobre la investigadora.

El de la capital francesa, situado cerca del Panteón de París, donde descansan los restos de Marie Curie, alberga los instrumentos del laboratorio de trabajo, así como los archivos y documentos que Marie generó durante todos los años de trabajo en el Instituto del Radio.

cern

El CERN

El CERN, siglas del nombre francés Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire, es una organización europea cuyo laboratorio de partículas, situado en la frontera francosuiza, es el mayor del mundo. En esta institución se han realizado grandes avances tanto para la física como para la química nuclear. El último y más sonado de todos fue la confirmación de la existencia del bosón de Higgs.

Está situado entre las comunas suizas de Saint-Genis-Pouilly y Meyrin, en el cantón de Ginebra. Si queremos visitarlo, previamente tendremos que reservar a través de su página web, convirtiéndonos así en uno de los 300 visitantes diarios que el CERN recibe. La visita se escapa de los estándares tradicionales, ya que son los propios científicos que trabajan allí los encargados de guiarnos en el recorrido. Por lo general estas visitas son en inglés y francés, pero reservando con tiempo podemos realizarla en español.

mendeleyev

Museo Mendeléyev de San Petersburgo

Dimitri Ivánovich Mendeléyev es uno de los químicos más importantes de la historia, y a él se atribuye la tabla periódica de los elementos. Nació en Tobolsk, en plena estepa siberiana, pero desarrolló casi toda su carrera científica en San Petersburgo. Fue un hombre polifacético, cuyos conocimientos abarcaron más allá de la química, destacando, entre otros campos, en el de la aeronáutica.

El museo dedicado a Mendeléyev se ubica en San Petersburgo. No es fácil visitar el museo, ya que no está muy indicado. Se encuentra en el número 2 de la Mendeleevskaja linija. El interior conserva el mobiliario original del estudio del químico ruso.

Sede de Du Pont

Du Pont es una de las industrias químicas más grandes del mundo, con 64.000 empleados por todo el planeta. En sus laboratorios se han desarrollado materiales que han cambiado para siempre nuestra vida. Desde el famoso Nylon, pasando por la Lycra, el Plexiglás, el Teflón o el Kevlar, entre otros. Es, por lo tanto, un trocito de historia de los materiales, y por lo tanto de la química.

Su sede, inaugurada en 1802, está en Wilmington, en el estado de Delaware. Es un conjunto de edificios, sin mucho valor arquitectónico, pero sí histórico.

robert boyle

Tumba de Robert Boyle

El británico Robert Boyle es considerado el padre de la química. Su obra El químico escéptico (1661), sentó las bases de la química moderna, alejándola de la alquimia y acercándola al método científico. Fue un prolífico investigador, y suya es la famosa ley de Boyle.

Sus restos descansan en la iglesia anglicana de St. Martin-in-the-fields. Construida en Londres en 1721, está ubicada en uno de los laterales de Trafalgar Square, justo a escasos metros del British Museum.

La evolución de la química

La química ha estado presente en nuestras vidas desde el principio de los tiempos, aunque no siempre hemos sido conscientes de ello. En las primeras civilizaciones, como los egipcios o los babilónicos, está documentado el conocimiento de las artes relacionadas con la metalurgia y la cerámica.

Durante un amplio periodo de la historia la química fue casi un acto de brujería. Los alquimistas conjugaban magia, ocultismo y un estudio de las substancias naturales, que los hacia poseedores de un conocimiento único.

No fue hasta la llegada de Robert Boyle, el que se considera el padre fundador de la química, que se empezaron a asentar las bases de una disciplina científica. La publicación en 1661 de “El Químico escéptico” supuso un antes y un después en la materia. A partir de ahí los descubrimientos tuvieron una base sólida, y no pararon de aparecer hasta nuestros días.