¿Cuáles son las sanciones tributarias típicas para autónomos? 

524 0

Dirigir el ámbito de las responsabilidades fiscales como trabajador autónomo implica no sólo cumplir con las obligaciones, sino también entender las posibles sanciones en las que se incurre por incumplimiento. En la normativa fiscal pone importancia en la información precisa, la presentación puntual de declaraciones y el cumplimiento de directrices específicas, cuyo incumplimiento puede dar lugar a distintas sanciones significativas. En este artículo, trataremos las sanciones fiscales más comunes que afectan a los autónomos y las repercusiones del incumplimiento. 

Consecuencias de las cantidades incorrectas en una declaración

A menudo sucede que, al preparar los formularios que el autónomo presenta cada trimestre, pueda olvidarse de una factura. Y cuando llega el resumen anual, el autónomo se da cuenta de que las cantidades no coinciden con los trimestres, por lo que es normal que te envíen una solicitud de las autoridades fiscales.  

Las autoridades fiscales revisan y recalculan la declaración trimestral teniendo en cuenta el nuevo cambio. Esto otorga al autónomo un nuevo plazo para pagar la diferencia entre el resultado correcto y el presentado anteriormente. También iniciará un procedimiento sancionador: la infracción se recalcula según él artículo 191 LGT. Es decir, un porcentaje que va desde el 50% hasta el 150% de la cantidad de diferencia. Por lo tanto, para evitar este tipo de infracciones debes verificar bien las declaraciones trimestrales que coincidan con la anual, y si no lo hacen, entonces tenemos que regularizar nuestra situación. Lo que se suele hacer es regularizar en el último trimestre, dado que estamos inmersos en el cálculo de la declaración anual, pero esto no se debe de hacer porque no se evita la sanción, si las autoridades fiscales lo detectan, aunque en este caso será más difícil para ellos. 

Autónomos sancionados por Hacienda por errores en las facturas

Si existe un error en el formato de las facturas, el desglose del IVA, el tipo de IVA o el cálculo del IVA, repercutirá en el importe de los impuestos que debe por ese trimestre concreto. Además, si el error resulta ser a su favor, puede dar lugar a complicaciones. 

A menudo se producen varios errores comunes en las facturas, que abarcan toda una serie de cuestiones. Estos errores incluyen inexactitudes en la numeración de las facturas, cálculos erróneos del IVA, ausencia de un desglose adecuado del IVA y aplicación incorrecta de los tipos de IVA. Además, persisten las discrepancias en la información sobre los clientes, que requieren medidas correctoras mediante la emisión de facturas rectificativas.  

Aunque algunas de estas inexactitudes pueden no dar lugar a sanciones, la rectificación sigue siendo crucial para mantener registros financieros precisos y garantizar la fluidez de las transacciones. 

Descuido en los libros contables obligatorios 

En este escenario surge otro reto importante. Con frecuencia, los autónomos, al ser personas físicas, pasan por alto la necesidad de mantener registros empresariales exhaustivos, presumiendo que no es necesario. En su lugar, pueden usar Excel para registrar algún dato, pero sin un seguimiento exhaustivo. 

Los autónomos no están obligados a llevar una contabilidad tan minuciosa como la de una empresa, sigue siendo obligatorio para todos los autónomos mantener un registro exacto y conforme a la ley de sus ingresos y gastos anuales. Para ello, la Agencia Tributaria obliga a llevar Libros Registro. 

En conclusión, es importante señalar que cualquier retraso relativo a los registros de bienes patrimoniales y de operaciones intracomunitarias concretas conllevará una sanción ordinaria de 150 euros por cada registro. Esta sanción es aplicable en el marco de la sanción más amplia prevista en el artículo 200.3 de la LGT

Sanciones impuestas por solicitudes de devolución de impuestos incorrectas

Un motivo frecuente de incumplimiento entre los autónomos, según destacan los expertos, es la aplicación incorrecta -intencionada o no- de las devoluciones de impuestos. Estaríamos ante una situación en la que un autónomo solicita la devolución del IVA a pesar de incluir gastos, como los costes del vehículo, que no pueden deducirse. El artículo 193 tipifica el delito de solicitar una devolución en los casos en que la liquidación global sea negativa. 

Esta infracción se considera una infracción fiscal grave. La sanción se calcula en función del importe indebidamente solicitado y comprende una multa pecuniaria proporcional del 15%. Además, solicitar indebidamente beneficios o incentivos fiscales ocultando información vital o facilitando datos falsos también se considera delito fiscal. Estas infracciones se tratan con seriedad y están sujetas a una sanción fija de 300 euros. 

El ‘Software de Doble Uso’ también se consideran infracción

A partir del 2021, se obligó que los productores, comerciantes y usuarios que utilizaran programas informáticos de contabilidad, facturación y gestión que sean incapaces de alterar u ocultar datos. Además, estos programas informáticos deben contar con la certificación del Ministerio de Hacienda. 

Estas herramientas, denominadas programas de doble uso, facilitan la contabilidad por partida doble. Algunos de los más sofisticados permiten incluso emitir recibos por el importe total de las compras sin reflejar estas transacciones en los registros oficiales. 

La proliferación de este tipo de software a lo largo del tiempo ha dificultado la cuantificación de la magnitud de los recursos no gravados. Sin embargo, se calcula que la adopción de software de doble uso ha provocado una importante pérdida de ingresos públicos, que asciende a varios miles de millones de euros. 

Además, las sanciones podrían triplicarse si se ocultan ingresos y el software no cumple las especificaciones técnicas. En tales casos, los autónomos pueden enfrentarse a multas de hasta 150.000 euros por cada ejercicio en el que se hayan producido ventas ocultas. 

Para los autónomos, el conocimiento y el cumplimiento de las obligaciones fiscales son fundamentales para evitar las posibles sanciones que puedan derivarse de su incumplimiento. Las consecuencias de una declaración incorrecta pueden acarrear importantes sanciones financieras. Por tanto, es primordial mantener registros meticulosos, cumplir con las obligaciones puntualmente y buscar asesoramiento profesional cuando se necesite. ¡Si tienes alguna duda contacta con tu gestor, si necesitas un seguro de baja laboral, contáctanos !