¿Qué es el CAE para autónomos?

1464 0

Como autónomo es muy probable que en algún momento hayas escuchado las siglas “CAE”, pero ¿cuál es exactamente su significado? ¿Es obligatorio? ¿Quién debe hacerlo? Si este tema te confunde o simplemente tienes curiosidad, en este post te daremos todas las claves que necesitas.  

¿Qué es el servicio CAE? 

La CAE o Coordinación de Actividades Empresariales, es una normativa que regula las actividades de diferentes empresas que trabajan en un mismo lugar, con la principal finalidad de controlar y prevenir los riesgos laborales que se producen a partir de la contratación y subcontratación. 

Aprobada en 1995 junto con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en España, esta normativa va a garantizar que los trabajadores y las distintas empresas cumplan con las obligaciones relacionadas con los sistemas de control de calidad, gestión de alertas, informes de seguimiento, incidencias de salud en el trabajo y el uso correcto de equipos y medios de seguridad. Estos sistemas deben cumplir con los estándares establecidos en el Real Decreto 171/2004.  

Si te estás preguntando qué tiene que ver todo esto con los autónomos, el CAE afecta tanto a empresas, como a los trabajadores por cuenta propia, que pueden ser subcontratados o estar trabajando en el mismo espacio que otros profesionales de la misma modalidad y otras empresas.  

¿Quién debe realizar la gestión CAE de un autónomo? 

La gestión del CAE debe ser realizada por el propio autónomo o por la empresa que contrata sus servicios. Aunque va a depender de la modalidad en la que se encuentra el trabajador, como norma general el autónomo será el responsable de cumplir con las normativas de prevención de riesgos laborales y de adaptarse a las exigencias del centro de trabajo de la empresa que lo contrata. La compañía, por su parte, es responsable de proporcionar el entorno de trabajo seguro y de adecuar la contratación de los trabajadores a estas normativas. Te explicamos cómo funciona en cada situación:  

Autónomo sin asalariados que convive con una empresa 

En el caso de que el autónomo no tenga asalariados y esté compartiendo espacio de trabajo con una o más empresas, la gestión de la documentación CAE será realizada a través de la plataforma de la empresa principal, pero será el autónomo quién debe proveerla.  

En este caso concreto, como el autónomo no tiene asalariados a su cargo, no necesitará del REA, RLC, RTN o del seguro de Accidentes Colectivos.  

Autónomo sin asalariados subcontratado por una empresa 

Poniéndonos en el caso de que el autónomo esté subcontratado por una de las empresas con las que convive, será la empresa empleadora la responsable de proveer los documentos y llevar a cabo toda la gestión. Lo que sí se puede pedir al autónomo es su documentación PLR, formaciones específicas, aptitud médica y pago de autónomos. De hecho, el Instituto de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) ha creado la web Prevencion10, para que conozcas la normativa de prevención de riesgos que la empresa puede exigirte. 

Autónomo con asalariados 

En este caso serás como una empresa, así que también serás tú mismo el encargado y responsable de gestionar todos los trámites del CAE. Ten en cuenta que dependiendo de la situación en la que vayas a trabajar, tendrás que disponer de inscripción REA, RLC, RTN o del seguro de Accidentes Colectivos. 

Documentación necesaria CAE 

Existen múltiples situaciones en función del trabajo que se desarrolle, pero en general la documentación requerida por parte de la CAE a los autónomos es:  

  • aptitud médica para realizar la labor; 
  • evaluación de riesgos; 
  • último recibo de autónomos; 
  • documentación de asociación a la mutua; 
  • formación en prevención de riesgos laborales; 
  • acta de entrega de EPIs. 

En otra instancia, los trabajadores por cuenta propia también tienen la obligación de cumplir con el Estatuto del Trabajo Autónomo. Esta ley recoge una serie de deberes profesionales básicos que los trabajadores de esta modalidad deben acatar, como el uso adecuado de la maquinaria, herramientas y medios con los que desarrollen la actividad. 

Contrata el seguro que mejor se adapta a ti 

A pesar de no ser obligatorio, es recomendable poseer un seguro de hospitalización por accidente laboral con el que hacer frente a las situaciones inesperadas. Además, si tienes cualquier duda sobre la mejor opción para tu caso concreto, te animamos a que te pongas en contacto con nosotros. ¡Estamos aquí para ayudarte!