Los mejores restaurantes para reuniones en Barcelona

382 0
4.5 (90%) 2 votes

En este país, cerrar un negocio después de una comida es tan típico como las 12 uvas o el turrón de Navidad. De hecho, el que muchos consideran el mejor jugador de la historia del fútbol, Leo Messi firmó su primer contrato en la servilleta de un restaurante. Es como si con el estómago lleno fuésemos más optimistas, más propensos a tomar una decisión. Cuando se es autónomo, cada cliente vale su peso en oro, y ganarlo o perderlo puede ser cuestión de detalles. Por ello, elegir el restaurante adecuado para una reunión con un cliente es fundamental.  

Como especialistas en autónomos, en Previsión Mallorquina sabemos que este tipo de situaciones se producen, sobre todo, en las profesiones más liberales. Esas que por sus características están muy cerca del mundo empresarial. Por eso, si estás en este grupo, y trabajas en Barcelona o su área de influencia, estamos seguros de que este post te interesará. Hoy te traemos los mejores restaurantes para hacer tus reuniones.  

Restaurantes para todos los presupuestos. 

Cuando cerramos una reunión con un cliente el espacio es importante. Elegir bien el restaurante nos ayudará a crear un ambiente propicio, y conseguir el objetivo que no es otro que cerrar el proyecto. Desde Previsión Mallorquina queremos descubrirte los restaurantes más adecuados para tus reuniones en la ciudad de Barcelona. 

Yashima 

Si queremos optar por una cocina diferente, este restaurante japonés es un gran acierto. De decoración elegante y moderna, podrás viajar a Japón sin salir de Barcelona. Es una gran elección si sabemos que este tipo de comida le gusta a nuestro cliente. Cuenta con espacios reservados, al más puro estilo oriental con puertas de papel y mesas bajas, perfectos para una reunión. Está situado en plena Diagonal, a escasos metros de la plaza Francesc Macià. Tiene un buen precio, ya que el menú ronda los 25€ por comensal.    

Don Giovanni – Hotel NH Constanza 

Este restaurante, regentado por el chef siciliano Andrea Tumbarello, es una gran opción. Una cocina italiana de matices, en un espacio amplio, luminoso y sobre todo muy versátil, que nos permitirá adaptarlo a nuestras necesidades. Está situado en el barrio de Les Corts, y su relación calidad precio es muy buenaEl precio aproximado por comensal es de 40€  

Osmosis 

Este restaurante está especializado en la cocina de mercadoNo cuenta con carta, sino con un menú degustación que se renueva cada dos semanasTiene la posibilidad de reservar un espacio privado, por lo que lo convierte en un gran lugar para tus reunionesEl precio medio está en los 60€, aunque hay opciones más económicas como el menú mediodía por 28€, esto teniendo en cuenta que no se incluye el vino. Está situado en el barrio de L’Eixample. 

Disfrutar 

No es una opción para todos los bolsillos, está claro. Pero desde luego, si puedes permitírtelo es una gran elección. Situado en pleno L’Eixample, frente al mercado del Ninot, se trata de un restaurante de alta cocina de vanguardia. Sus cabezas visibles, Mateu Casañas, Oriol Castro y Eduard Xatruch se conocieron en el Bulli, y de ahí saltaron a su propio proyecto. De inspiración mediterránea, cuenta con una sala posterior donde disfrutar de una buena sobremesa. El precio ronda los 140€ por comensal.    

¿En qué fijarse para elegir el restaurante? 

Esta es una selección que hemos hecho para la ciudad de Barcelona, pero tú también puedes hacerla para cualquier otra ciudad. Para poder elegir restaurante debefijarte en una serie de aspectos que te harán decantarte por un u otro.  

¿Cómo es el cliente?  

Parece el más obvio de todos los aspectos, pero no siempre es tenido en cuenta. Debemos valorar la relevancia del cliente para nuestro negocio. Con esto no queremos decir que no le des importancia a todos los clientes, pero todos sabemos quiénes son los peces gordos. Conocerlo bien también es un punto a favor, porque así podremos adaptarnos a sus gustos. ¿Es vegetariano?, ¿le gusta la comida oriental?, ¿tiene alergias? Son factores que si controlamos nos harán empezar con buen pie.  

¿Qué presupuesto tenemos? 

Sabemos que, siendo autónomo, la economía por lo general va ajustada. Así que antes de buscar un restaurante es preferible marcarse un presupuesto máximo aproximado por comensal. De esta forma no entraremos en pánico cuando llegue la hora de pagar la cuenta. Este aspecto está muy relacionado con el anterior, en función de la importancia del cliente podremos estirar o encoger este presupuesto.  

Limita nivel de ruido. 

No hay nada más molesto que hablar a gritos con alguien que tienes al lado, o que de un lado a otro de la mesa no os podáis escuchar. Por eso te recomendamos elegir un sitio en el que se pueda conversar con facilidad, donde el intercambio de impresiones pueda fluir sin problema.  

La disposición del espacio.   

Si conoces de antemano el restaurante es un punto a favor. De esta forma sabrás si tienen un espacio más reservado y más apartado, que te ayudará a crear un ambiente de intimidad. Por otro lado, también sabrás la disposición de las mesas, y si favorecen la conversación. Esto es importante cuando sois más de dos comensales.  

Conexión wifi y eléctrica.   

Es muy típico llevar el portátil o una tablet, por si hay que revisar algo en la sobremesaHoy damos por sentado que la conexión wifi existe en cualquier establecimiento de restauración, pero no está de más comprobarlo. Por otro lado, que tengan algún enchufe cerca de las mesas puede ser un punto a favor. No es la primera vez que alguien se queda sin batería y no puede utilizar el portátil.   

La ubicación.  

Por lo general, los restaurantes que tienen una ubicación más céntrica son los más recomendables. Sin embargo, no siempre es así. A veces, es más interesante encontrar un restaurante cerca de las oficinas del cliente, para evitar su desplazamiento.  

La comida. 

Aunque es el último punto, es uno de los más importantes. Una buena experiencia culinaria, tanto del producto como del servicio, situará a nuestro cliente en una disposición más propensa a cerrar un acuerdo. Dicen que muchas veces pensamos con el estómago, así que aprovechémoslo.   

Es difícil encontrar un restaurante que cumpla todos los requisitos, por lo que será importante que priorices tus necesidades. Que valores qué puntos son primordiales para ti y qué aspectos son más secundarios. Y, sobre todo, lo más importante, que todos os sintáis cómodos, porque así es la forma de que las cosas fluyan.