Entrevista a José María Suárez Quintanilla, presidente del Colegio de Odontólogos de A Coruña

361 0

¿Cómo ha afectado la pandemia al colectivo de odontólogos?

Creo que hay dos aspectos fundamentales como profesionales sanitarios esenciales, por un lado, el que ningún compañero halla fallecido como consecuencia de esta terrible pandemia y por otro lado porque desde el inicio del estado de alarma hemos tenido que transformar nuestros protocolos, aumentar nuestras ya clásicas medidas de prevención, crear una central de compras para facilitar los medios de protección y trasladar la seguridad de nuestras consultas a nuestros pacientes y familias.

¿Qué problemas de salud bucodental han aumentado durante esta pandemia?

En primer lugar, se ha producido un incremento de las caries por la modificación de la dieta, aumentaron los problemas gingivales y de las encías posiblemente por el estrés, un incremento del bruxismo por las modificaciones del ritmo del sueño que todos hemos padecido y por último, el incremento de problemas orales en los pacientes de mayor edad, que por dificultades de movilidad o bien por miedo descuidaron de manera importante sus revisiones y cuidados habituales.

¿Qué significa para usted ser presidente del Colegio de Odontólogos de A Coruña?

En primer lugar, una gran responsabilidad porque los Colegios tenemos mucha capacidad de poder orientar en un sentido o en otro el futuro de nuestra profesión y en segundo lugar un orgullo el saber que, al menos algunos compañeros, han confiado en nuestra capacidad de gestión.

¿Cómo ve la odontología dentro de 10 años?

La respuesta es muy sencilla, porque en el entorno cultural en el que nos movemos, nuestra profesión será digital, más exacta, más previsible, pero sin olvidar que la figura del Odontólogo y su relación con el paciente es el núcleo central de nuestra profesión.

Una máquina por muy perfecta que sea, nunca será capaz de sustituir a un buen profesional, porque esta será incapaz de sonreír o descubrir la angustia de unos ojos.

¿Qué ha sido lo más difícil de tramitar durante todo este tiempo?

Esta pregunta la podríamos contestar todos los Presidentes de los Colegios profesionales de España al unísono: Gestionar con eficacia el proceso de vacunación de todos los Colegiados, auxiliares e higienistas dependientes de nuestro Colegio.

¿Cómo afectaría en el entorno laboral un problema de salud?

Nosotros trabajamos con nuestras manos y con nuestra palabra, por lo que cuando nuestra salud se debilita y nos impide trabajar se abre un entorno de inquietud y de incertidumbre que en general nos enfrenta a una realidad que no siempre habíamos contemplado.

Al ser autónomo ¿cómo gestiona las bajas laborales? 

La gestión de las bajas laborales sigue siendo una gran preocupación en nuestro sector y creo firmemente en la necesidad de completar nuestras prestaciones de la mejor manera posible. No hay que ser un gran experto en política para percibir cómo el actual Gobierno ha tenido que dar un giro liberal para poder sostener el sistema de pensiones y seguridad social, recurriendo una vez más a la iniciativa privada.

¿Cuáles son los pros a la hora de tener un seguro de baja laboral? 

A diferencia de otros países, creo que con los seguros de decesos y baja laboral tenemos los españoles un problema atávico y en muchas ocasiones no los queremos contratar por miedo a tentar a la suerte.

Yo estoy convencido de que no solo son necesarios, sino que en un corto espacio de tiempo será el propio Estado el que los estimule como una manera de ampliar la cobertura individual y al tiempo, disminuir la cartera de gasto que todas estas bajas genera a lo largo del año.

Los seguros de baja laboral son un claro complemento de aquello que recibimos en nuestra condición de autónomos o funcionarios, y que se deben establecer en función de la situación particular de cada profesional.