¿Cómo funcionan las cooperativas de autónomos?

146 0

Cuando una persona emprende y comienza a trabajar por cuenta propia debe darse de alta como autónomo. Si el volumen de facturación es reducido al comienzo o realiza trabajos esporádicos, los gastos a los que tendrá que hacer frente como autónomo podrían reducir en gran medida los beneficios generados por su trabajo. Las cooperativas de autónomos aparecieron para hacer frente a esta situación. En este artículo te explicamos qué son realmente y cómo funcionan. ¡Sigue leyendo! 

¿Qué es una cooperativa de autónomos? 

A grandes rasgos, una cooperativa de autónomos es una cooperativa de trabajo asociado y, como tal, se encuentra regulada por la Ley 4/1990 de 30 de marzo de Cooperativas de Trabajo Asociado. Cuando un socio realiza un trabajo, la cooperativa lo factura y se lleva una comisión por las gestiones. Gracias a esto, las personas pueden facturar sus trabajos de forma legal sin necesidad de darse de alta como autónomos. La cooperativa da de alta a los socios en el régimen general por los días trabajados, por lo que también cotizan en la Seguridad Social. 

¿Cómo funciona una cooperativa de autónomos? 

El funcionamiento es sencillo: una persona se da de alta y, automáticamente, pasa a ser socio. A partir de ese momento las facturas que envíen a los clientes llevarán los datos fiscales de la cooperativa, no los del profesional. El cliente abonará el importe de la factura a la cooperativa y cuando ésta perciba el ingreso y descuente los costes e impuestos correspondientes, el socio percibirá la cantidad que le corresponda en concepto de nómina. Al formar parte de una cooperativa los gastos pueden ser: 

  • Inscripción: oscila entre 20€ y 60€.  
  • Mensualidad: lo común es que no tengan porque te cobran comisión según facturación, pero si hay suele ser de unos 6€. 

En el momento de realizar la liquidación, se aplican los siguientes apartados a lo cobrado en la factura: 

  • Seguridad Social: correspondiente a los días que el socio ha estado de alta.  
  • Retención de IRPF: IRPF pagado en nombre de la nómina.  
  • Comisión de la sociedad: 6% 
  • Impuestos y gastos societarios: destinados a los impuestos que declara la cooperativa generados por la factura del socio. Normalmente hasta un 10%. 

Una de las grandes preguntas que surgen por parte de los socios cooperativistas es cuándo se abona la nómina. Esto puede variar en función de cada cooperativa, algunas pueden hacer el ingreso en 24 horas y otras pueden tardar entre 10-15 días del mes siguiente a la fecha de factura.  

¿Quién puede darse de alta? 

Se recomienda para aquellos trabajadores que tienen un volumen de facturación no muy elevado y así evitan darse de alta como autónomos. Hay profesiones que por su falta de regularidad al facturar o su nivel de ingresos sí les puede interesar formar parte de una de ellas. Por ejemplo:  

  • Terapeutas 
  • Entrenadores, árbitros, fisioterapeutas 
  • Fotógrafos, técnicos de sonido, etc. 
  • Albañiles, fontaneros, electricistas, etc. 

¿Son legales las cooperativas de autónomos? 

Toda cooperativa de autónomos será legal siempre y cuando los socios que pertenezcan a ella sean personas que tengan un nivel de facturación bajo y puntual. De lo contrario, se puede llegar a entender que son un grupo de personas que están evitando pagar la cuota de autónomos que le corresponde, y, por lo tanto, estarían cometiendo una ilegalidad.  

Es cierto que hay pocas opciones para aquellas personas que quieren facturar sin ser autónomos y es por eso por lo que la Seguridad Social lo deja claro: toda persona que lleve a cabo de forma habitual, personal y directamente una actividad económica con ánimo de lucro y sin tener un contrato de trabajo, debe darse de alta como autónomo, independientemente de los ingresos mensuales que tenga. 

Como hemos visto, si estás pensando en darte de alta en una cooperativa de autónomos debes revisar bien tu situación para asegurarte de que no estás cometiendo ninguna irregularidad. En Previsión Mallorquina somos expertos en autónomos y, por eso, queremos mantenerte informado. También queremos que puedas desarrollar tu trabajo con normalidad y que, si en algún momento te pones enfermo, puedas recibir la ayuda que te mereces. Para ello, hemos desarrollado un seguro de baja laboral para autónomos que se ajusta a tus necesidades. ¿Todavía no lo conoces? ¡Contacta con nosotros y te lo explicamos!