5 trucos para ahorrar siendo autónomo

503 0
5 (100%) 4 votes

Ser autónomo y llegar holgado a fin de mes son dos conceptos que por lo general no suelen ir de la mano. Y es que en el día a día los autónomos soportáis una serie de gastos que os impiden una mayor comodidad financiera, al mismo tiempo los ingresos no suelen ser tan amplios como nos gustaría. Esto se traduce en la tormenta perfecta en tu cartera.

Por eso hoy te traemos unos pequeños trucos para ahorrar en tu día a día como autónomo, haciendo que las cuentas salgan a final de mes, y que realmente puedas disfrutar con tu trabajo, sin que los condicionantes económicos sean la única preocupación

¿Cómo ahorrar si soy autónomo?

Existen múltiples opciones para ahorrar. Desde las más drásticas, ajustándose el cinturón de manera total, hasta las más sencillas, que se convierten en pequeños gestos, que sumados a lo largo de un año se convierten en un gran ahorro.

Al igual que no hay dos autónomos iguales, no existen dos recetas iguales para ahorrar. Se trata de elegir una combinación perfecta de hábitos o acciones que nos permiten reducir nuestros gastos y hacer cuadrar las cuentas. Por desgracia no hay una varita mágica con la que convertir gastos en ingresos, pero si sabes cómo reducir los primeros, es mucho más fácil aumentar los segundos.

Descubre con los expertos en seguros de para autónomos, 5 consejos para ahorrar en tu día a día:

1. Trabaja desde un coworking

Si tu tipo de trabajo te lo permite, elegir un espacio colaborativo para trabajar es una gran elección. No solo porque compartirás los gastos de suministros como facturas de luz, agua o calefacción, sino porque tendrás otros beneficios a la hora de trabajar, que repercutirán en un ahorro de tiempo y salud:

  • Haz contactos. Dicen que las oportunidades no vienen solas, hay que buscarlas. Por eso no se nos ocurre un mejor lugar para encontrar posibles nuevos clientes. Un espacio de profesionales que se complementen con tu trabajo y que puedan ofrecerte nuevos proyectos.
  • Sácate el pijama. Trabajar en un coworking te obliga a instaurar una pequeña rutina. Te hace salir de la comodidad de tu casa, y por lo tanto a activarte y a sentirte un verdadero trabajador. Además, te da la flexibilidad de hacerlo cuando tú quieras.
  • Comparte experiencias y aprendizajes. Si alguien ya ha pasado por una situación antes, seguramente pueda ofrecerte una visión mucho más clara que la que tú tienes. Además, también te servirá para desahogarte en las situaciones más límite.

 2. Aprovecha las deducciones fiscales

Es una de las cosas positivas de ser autónomos, así que mejor aprovecharla. Recuerda que puedes beneficiarte de las deducciones para la manutención, siempre que afecten a tu actividad, hasta 12€ diarios. Lo mejor, para no tener complicaciones es justificarlo con pago con tarjeta.

También podrás deducirte un 20% de los gastos de suministros de agua, luz, electricidad y telefonía siempre que trabajes desde casa y estén vinculados con tu actividad.

3. Elige bien tu tarifa teléfono.

Seguro que tu teléfono se ha convertido en un apéndice más de tu cuerpo. De media, los españoles consultamos unas 150 veces diarias el móvil, pero si eres autónomo esta cifra se queda muy corta.

Por lo tanto, más allá del sentido de entretenimiento o conexión que por lo general tiene el móvil, para los autónomos es una herramienta más de trabajo. Su importancia es muy alta, y prescindir de él no es una opción, por eso conseguir un ahorro sustancial se convierte en algo vital.

La mayoría de las compañías tienen paquetes exclusivos para autónomos, por lo que ésta siempre será la mejor opción. Infórmate de las ofertas de las distintas compañías, compáralas y elige la que mejor se adapta a tus necesidades. También puedes forzar un poco la negociación empezando los trámites de portabilidad para otra compañía, seguro que no tardan en llamarte para darte una suculenta oferta

4. Deja de fumar

Si no fumas, este truco no te interesará. Pero si lo haces, es uno de los puntos más importantes. No es fácil, lo sabemos, pero el ahorro, tanto económico como de salud es sustancial.

Para empezar, si ere autónomo vives de tu capacidad de trabajo. Ponerse enfermo no es la mejor de las situaciones, aunque si cuentas con uno de los mejores seguros de baja laboral, la cosa no es tan dramática. De todos modos, a nadie le gusta estar enfermo, por lo que si dejas de fumar tu cuerpo te lo agradecerá con una mayor salud.

El otro factor a tener en cuenta es el económico. De media, un español se gasta en tabaco al mes cerca de 62€, unos 744€ al año. Un auténtico sumidero de dinero por el que se escapa un gran gasto para el autónomo.

5. Elige un buen seguro de autónomos

A priori parece un gasto, pero analizándolo en profundidad se convierte en un ahorro. Los autónomos vivís de vuestra capacidad de trabajo, y cuando por enfermedad o accidente ésta desaparece, los problemas se multiplican. La mayoría de los gastos se mantienen, pero los ingresos se reducen a cero.

Por lo tanto, si por cualquier motivo llegas a esta situación, lo cual no es nada descabellado, ya que aunque muchos autónomos parezcáis superhéroes, por desgracia muchos tenéis vuestra criptonita. Para ahorrarte todos esos euros en facturas que pagar cuando los ingresos son cero, te recomendamos que contrates el mejor seguro para autónomos. En Previsión Mallorquina encontrarás los seguros de baja laboral o de hospitalización con las mejores condiciones. Unos seguros que te garantiza tus ingresos cuando más lo necesitas.