5 técnicas de relajación en el trabajo

128 0
5 (100%) 3 votes

El día a día cargado de tareas, de llamadas que atender y de pequeños obstáculos que parecen nunca acabar, puede causar mucho estrés y nervios, que afectarán negativamente a tu trabajo y te harán desesperar. Descubre con este post del blog de Previsión Mallorquina unas 5 técnicas de relajación que puedes llevarte de la mano a la oficina como tus mejores aliadas.

 

Respiración Profunda

Entre proyecto y proyecto, entre tarea y tarea, a veces nos olvidamos de respirar y nunca está de más recordar que por muchas labores que tengamos encargadas, nuestro cuerpo sigue necesitando oxígeno para continuar. La respiración profunda es la primera técnica de relajación en la oficina que te vamos a presentar.

Respirar es, para muchas culturas, algo más que un acto involuntario de tomar aire y expulsarlo de nuevo, al que no prestamos ni la mínima atención. En muchas culturas respirar adquiere el rango de medicina, ¿por qué?

Parece el típico consejo, “para y respira”, pero no por ser la técnica más clásica es menos efectiva. Cuando te sientas estresado respira lenta y profundamente, cerrando los ojos y concentrándote en esa respiración. Deja el móvil a un lado, olvídate del ordenador por unos segundos, inspira y expira de forma calmada y relajada apreciando cómo el aire llena nuestro cuerpo y cómo se comporta.

De esta forma conseguiremos reducir los niveles de estrés e incluso aumentar la productividad alcanzando un estado de relajación mayor y calmando la agitación antes de continuar.

Estiramientos

Podrás aplicar estos estiramientos como técnicas de relajación en la oficina o el despacho. Son ejercicios que no requieren de mucho espacio, así como de tiempo y esfuerzo.

Piernas

Después de largas jornadas sentado frente al ordenador tus piernas necesitan un respiro, necesitan estirarse. Levántate, date una vuelta por la oficina y sube y baja las escaleras viendo como tu circulación se vuelve a activar.

Este ejercicio no te llevará mucho tiempo y te ayudará a aliviar la tensión acumulada en la parte inferior del cuerpo tras horas y horas sentado en la misma silla.

Para esta opción tendrás que levantarte y dejar de lado, por unos momentos, a tu cómoda silla. Ponte de pie, eleva la rodilla derecha formando un ángulo de 90º con el tronco del cuerpo e intenta aguantar en esa postura durante 20 segundos. Una vez pasado este tipo, levanta la otra pierna y repite el ejercicio.

Cuello

El cuello también es uno de los que más sufre al estar sometido a la misma posición o a una mala postura durante varias horas, provocando que los músculos del cuello se resientan y generen dolor.

Con estos estiramientos, que deberás realizar una o dos veces cada dos horas, conseguirás disminuir ese dolor y calmar la sensación de cansancio acumulada.

Allá vamos, estira el cuello hacia arriba y hacia abajo por 8 veces. Regresa a la posición inicial y hazlo, esta vez, de izquierda a derecha 8 veces también. Es un estiramiento simple pero no por ello deja de ser efectivo.

Espalda

Pasadas varias horas sentados nuestra columna se resiente y comienza a aparecer una incómoda tensión que puede llegar a convertirse en pinchazos que molestan e interrumpen las actividades de la jornada.

Con el siguiente estiramiento conseguirás favorecer su relajación y aumentar el flujo sanguíneo.

En este, deberás levantar los brazos estirados hacia arriba, entrelazar los dedos de ambas manos con las palmas hacia fuera y tirando lo máximo que puedas intentando aguantar en esta posición durante 10 segundos

relajacion oficina estiramiento brazos

Brazos

Los brazos son los grandes olvidados cuando trabajamos sin parar. Creemos que no sufren, pero, teclear y teclear, acaba teniendo sus consecuencias.

Te proponemos 2 ejercicios que te ayudarán a aliviar la tensión.

  1. En primer lugar, coloca tus manos de forma cruzada por detrás de la cadera y estira los brazos hasta sentir una pequeña tensión. En este mismo instante gira ligeramente los hombros hacia fuera y mantén la postura de entre 10 a 20 segundos.
  2. El segundo ejercicio es simple y conseguirás acabar con esa sensación molesta de pesadez. Coloca tus manos en los hombros opuestos, es decir, la derecha en el izquierdo y vice-versa. Gira la cabeza a la derecha y empuja el codo derecho hacia la izquierda. Espera 20 segundos y repite el ejercicio hacia el otro lado.

Tómate un descanso

Otra de las técnicas de relajación en la oficina son los descansos. Parece obvio, ¿verdad? pero… ¿cuántos descansos te tomas en el trabajo?

Tras miles de tareas y horas sin parar nos olvidamos de que a veces tenemos que parar y descansar ya que, el descanso es tan importante para la productividad como para la concentración. Cuando no descansamos nuestro máximo de productividad tiende a bajar porque nuestras capacidades de concentración, atención y lógica disminuyen provocando, al mismo tiempo, fatiga y desánimo.

Tomar un descanso nos permitirá desconectar por un momento y disfrutar de otros aspectos de la vida que nos motivan y nos ayudan a seguir activos. Mientras tomamos este descanso la mente se despejará, el estrés se disipará y recargaremos las pilas para enfrentarnos a una nueva jornada laboral cargada de tareas y objetivos.

En la oficina tómate unos minutos libres, de paz y calma en los que podrás disfrutar de ese café de máquina que nunca fue más apetecible, de las charlas con los compañeros y de un pequeño paseo para estirar las piernas.

relajación trabajo tómate un descanso

Descansa la vista

Pasamos muchas horas frente a una, dos e incluso tres pantallas que acaban provocando cansancio en nuestros ojos. Deja de mirar fijamente a la pantalla y fíjate en objetos ajenos que se encuentren en otro lado o incluso fuera de la oficina. De esta forma permitirás que los ojos se recuperen de ese sobreesfuerzo al que están expuestos de trabajo continuado.

Otro consejo sería cuidar la luz. Es importante que, siempre que estemos realizando ciertas actividades como leer o escribir contemos con una buena fuente de luz y, si es posible, natural, evitando un exceso de cansancio del músculo ocular.

Mindfulness

Vivimos en un mundo muy ajetreado en el que no paramos quieto ni un segundo ni nos damos tiempo a conectar con nosotros mismos. El mindfulness es una práctica, cada vez más popular, que se está empezando a implantar en las empresas debido a todas las ventajas que puede aportar.

Esta última técnica de relajación mejora el bienestar de los empleados, el cual está muy relacionado con el éxito de la propia empresa y también ayuda a reducir el estrés aumentando su productividad.

Por otro lado, también mejora la concentración y la capacidad de atención al sentirse más relajados y con la mente más despejada. Además, diferentes estudios han demostrado que también puede mejorar la inteligencia emocional.

 

¿Y tú, a qué esperas para aplicar todas estas técnicas? Mientras tanto, relájate sabiendo que tienes contratado un seguro con Previsión Mallorquina. ¿Resulta que todavía no lo tienes? Contrata ya tu seguro de baja laboral para autónomos y profesionales, para que estés tranquilo aunque te pongas enfermo.

Descubre el mejor seguro de hospitalización